Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La lotería

Hay cosas que sabes que son buenas para tí. Incluso te gustan. Cosas que cuando las haces dejan rescoldo.
Algunas son muy simples: comerte una manzana, preparar un helado, cocinar algo bueno...Otras requieren un esfuerzo sostenido, requieren mucho más tiempo: pintar, escribir, aprender...y aunque te dejan un perfume menos etéreo, las puedes saborear durante más tiempo, para ponerte a ellas tienes que salvar infinidad de pequeñas resistencias, algunas exteriores. La mayoría internas.

Ferrán era así. Sólo a veces conseguía centrarse en lo que estaba haciendo sin pensar en lo que haría cuando le tocara la lotería.
- Un jardín con casa. La casa pequeña pero suficiente. Piscinilla con  chorro para nadar contracorriente. 
Hacía los planos, y conseguía verla casi al completo en su imaginación.
- Viajar a América y visitar a Sue. Tal vez alquilar una casa allí y pasar unos meses. Estudiar algo interesante en la universidad. Volver siendo un poco más práctico...

Mientras más trabajo tuviera, má…

Entradas más recientes

Una de pájaros

Microrrelatos y otras menudencias

Un caso de surrealitis

Un mordisco de campeonato

Revuelta en el hormiguero

Comi Comesilencio

Bajo el mar

Cuéntame un cuento

El gran Manú

Una historia de Sta Terezinha: Machado

Un pedacito del paraíso

Um viagem sui generis

Brasil

Mi primer móvil

El gorrilla de mi calle

Volver a ser como de niña.

El tatuaje

La lista de los perdidos

Dios pasa